domingo, 18 de mayo de 2014

MASS, la nueva revista digital (y otras cosas MASS)

Portada de MASS (mayo 2014)
Nuevos tiempos, nuevas publicaciones y nuevas formas. Si, hablo de lo nuevo en bienesta, en moda,  puramente digital y gratuito que va a dar mucho que hablar, por su formato, sus contenidos y la novedad que presenta. Con canal de noticias diario en la Web y por supuesto, con la revista. Se llama MASS, y como no podía ser de otra forma, es lo mass. Entre otras cosas, porque lleva una semana en la calle (calle virtual, larga e infinita), y porque es ante todo, divertida. 

Hoy os hablo de este proyecto que por fin ha visto la realidad después de muchos meses de trabajo, bajo la batuta de la periodista y escritora Marta Robles, que es la directora de esta nueva revista de la que tengo la gran suerte de formar parte en la sección de Moda y Belleza. Estaba deseando contároslo y que podáis leerla, sin costo alguno, y con una plantilla de redactores de primer nivel (basta leer la revista para darse buena cuenta de ello). MASS está hecha por personas y para las personas, y siempre tiene como fondo el bienestar, por dentro y por fuera, porque de eso se trata, y Marta lo explica muy bien en su editorial, de imprescindible lectura. Ir un paso más allá. Eso es MASS, un paso a la modernidad, al mundo digital y gratuito, pero de calidad, de moda, belleza, nutrición, tecnología y mucho mass, pero con el bienestar como fondo. Se sobrepasa la frivolidad para ir a la profundidad, y con ello, tener todos los prismas y visiones de una misma cosa. Carmen Enríquez nos escribe sobre nutrición, Conchita Martín de Bustamante (la Doctora Bustamante) nos alerta sobre las alergias esta primavera (yo mismo padezco alergias sin parar... Marta Robles entrevista a Juan del Val y Samantha Vallejo Nájera, que aparecen en una portada de lujo que une el deporte con la cocina. Tambien entravista a Carla de Bulgaria, que tiene unas cremas que son la bomba, y escribe sobre uno de mis ídolos de estilo: Lapo Elkann. Pero hay mucho más, sobre moda, belleza, tecnología, deportes, mascotas, bienestar, psicología... escrito por buenos periodistas que descubrirás cuando abras la revista. Un completo en solo una revista. Con un diseño maravilloso que me ha fascinado por lo interactivo que es, realizado por Ariana Prado

Sumario de MASS (mayo 2014)
Pero bueno, yo tengo que dejar de daros la lata, y os pongo todos los enlaces para que podáis descargarla ya mismo en vuestro ordenador (o iPad o tablet) para que podáis leerla entera y contarme que os ha gustado más, o bien enviar alguna pregunta a los consultorios que hay. O leer mis artículos de hidratación Hidratarse es vivir, belleza de mujer Hilos de juventud (sobre los hilos lifting), los recomendados y las noticias de belleza (lo mass cool), belleza de hombre La barba de moda (sobre como cuidarse la barba), las noticias de moda, moda mujer Apuesta por el color (crónica de tendencias primavera verano 2014 de las pasarelas internacionales), moda hombre Menos clasicismo y MASS deporte ( crónica de tendencias primavera verano 2014 de las pasarelas internacionales). Pero hay mucho MASS aquí: http://asp-es.secure-zone.net/v2/index.jsp?id=5522/11270/24689&lng=es

Ese es el enlace para descargar la revista en tu ordenador, aunque también puedes hacerlo en tu iPhone o iPad desde AQUÍ. O por el contrario, desde Android AQUÍ.

La Web de la revista es esta, y se actualiza a diario con noticias variadas y divertidas, para alegrarnos el día a día:  http://www.eleconomista.es/blogs/mass-bienestar/

Con River Viiperi
Y como la primavera sigue su curso, yo sigo sin parar. Soy un amante de las terrazas, del sol, de lo bueno, por eso no me pude perder la fiesta de inauguración de la temporada de terraza del hotel ME de la Plaza de Santa Ana, uno de mis favoritos que además tiene una de las terrazas más apetecibles de todo Madrid, con unas vistas espectaculares y una carta variada y muy cool. Moderna y lugar mágico para atardeceres veraniegos. Allí se celebró una fiesta por todo lo alto que estuvo apadrinada por el modelo River Viiperi, ibizenco (y español), novio de  Paris Hilton. Y practicamente uno no puede decir más. Simpatía en estado puro y mucho cachondeo para una temporada que ya empieza. La cadena ME también tiene otras terrazas espectaculares en otros sitios de España, y muy en especial en Ibiza, donde la fiesta está asegurada desde ya mismo.


Carine Roitfled et moi
En momentos de rastreo, uno encuentra documentos que no recordaba. Insólitos, como yo los llamo, y todos deberíamos de tener un libro con nuestros insólitos. Mi insólito de hoy os puede parecer un coñazo. Y hasta un poco aburrido, porque es un selfie. Y parece que ya se nos ha ido el tema de las manos con el asunto. Pero no, no es un selfie cualquiera. Es el primer selfie. O por lo menos, mi primer selfie, cuando ni existía Instagram ni tan siquiera la palabra selfie. La fecha, julio de 2012. ¿El lugar?. París, la ciudad avanzada que inspira todo, incluido este momento perdido y casualmente captado para siempre con mi iPad. Fruto de la casualidad y de mi poca práctica, pero un inédito. Fruto de mi vagar perdido por el ordenador para encontrar inéditos. Un selfie con Carine Roitfeld, por entonces, y como hoy en día, eterna ex editora de Vogue París. Pero por siempre icono de la moda, mujer parisina, amiga íntima de Karl Lagerfeld, visionaria, moderna, divertida, protagonista de su propio documental, imprescindible en cualquier front row, editora de su propia revista de tendencias bianual (CR Fashion Book, muy recomendable). Lo dicho, un insólito adelantado en el tiempo.

jueves, 24 de abril de 2014

Semana Santa de Sevilla 2014

La Giralda
Como os dije en la última entrada que publiqué, la Semana Santa la he pasado en Sevilla. Ha sido la primera vez que he hecho algo así, que he salido de mi natal Orihuela para vivir una Semana Santa diferente y única que no me ha dejado indiferente. La fama de Sevilla y su Semana Santa es de sobra conocida en el mundo entero.

 Detesto ser un turista. En parte, porque detesto a los turistas, como visten, como andan (de lento) y las horas que pasan en las tiendas de souvenirs (que también detesto, por no ser originales en el 99% de los casos). Por eso me he entregado a la ciudad como si fuese un sevillano más. No he puesto peros al ritmo de vértigo con el que se vive esta semana que trasciende de todo lo trascendible. Va más allá. Me quedo corto si digo que es una fiesta, porque no lo es. No tiene limites, todo es demasiado. Es el barroco en su máxima explosión, es el todo y es la nada. No se sabe donde termina Sevilla, donde empieza Nazaret, donde termina la historia y empieza la mística, donde está lo divino y donde está lo humano. Es una pasión sin peros.

Los escaparates mutan durante esos días. Vírgenes, cristos y toda clase de artilugios relacionados con la Semana Santa invaden las tiendas. Sean de lo que sean. De nuevo, no hay limites. Porque trasciende, y va mucho más allá. La artesanía que se sigue manteniendo desde hace siglos se expone y mantiene viva. 


La ciudad muta, se convierte en el escenario perfecto donde tiene lugar una historia y millones de historias paralelas a la Gran Historia de la Gran Semana. Palcos, carteles avisando de la cera, de las masas de público... todo es poco para lo que está por llegar. 

Los palcos de la Plaza de San Francisco

A propósito de la cera, muchas cosas se pueden decir. Para empezar, me fascina. Su olor, la mística de su consumación, el chorreo, el ardor de las gotas, la forma en la que muere viviendo y el color que deja en el suelo. No me había dado cuenta, pero es en Sevilla donde se hizo el primer cuadro contemporáneo. Concretamente expresionismo abstracto por medio de la técnica Action Painting. Esas gotas de cera que se forman en el suelo, de distintos colores, grosores, texturas y formas están llenos de historias. De familia, de promesa, de devoción, de afición, de cansancio y de espera. Puro expresionismo que se queda en el suelo, y que cada día va mutando, hasta el momento en el que es retirado del suelo. Jackson Pollock se queda corto a Sevilla, que hace varios siglos que cada primavera viene a expresar sus emociones en el suelo, con forma de cera, el sello imborrable que las maquinas de hoy en día ya quitan con facilidad, pero que durante una semana ha estado expuesto en la inmensa galería de arte-museo que es Sevilla. La cera también provoca un armonioso ruido de los neumáticos de los coches, e incluso caídas en moto.

Gotas de cera de distintos colores y días en el suelo de la Calle Sierpes

Es también un escenario perfecto donde perderse. Sus calles están llenas de magia y misterio. De poesía y ópera. Mística e historias que en cada esquina una placa de cerámica se encarga de recordar al paso del tiempo. Es una maravilla cuando el sol sale (y esta semana ha salido todos los días) y baña con sus rayos cada rincon de la judería y Santa Cruz. Los patios, los callejones... todo es un ejercicio de estética que no me puede fascinar más.





Vista de Sevilla desde el Puente de Triana

Cuando por una calle empieza a pasar la cruz de guia, se hace el silencio. Es en ese momento cuando la cofradía toma la calle, la hace suya. Todo cambia. Es la revolución y me fascina ver ese andar lento, despacio, casi sin enterarme, penetrando en la calle para hacerla suya. Un fino ejercicio en el que todo está por comenzar, y donde empieza a ocurrir todo. 



Cruz de Guia de la Esperanza de Triana cruzando el puente
De pronto, filas de nazarenos, divididos en tramos toman la calle, no ves ni su principio ni su final. Es fascinante el mar de capirotes en el que navega la cofradía. El paso, que a lo lejos empieza a verse con un ruido intenso pero lejano, mezclado por el bullicio de la gente. Se acerca y el silencio, de nuevo se va haciendo.





El Muñidor de la Mortaja (Viernes Santo). Es fascinante, anunciando el entierro de Cristo, en riguroso silencio y oscuridad, una campana con un sonido muy característico y tocada de una forma pausada y lenta va abriéndose paso por la calle.

Manto de la Virgen de la Merced (Pasión)
Manto de La Virgen de las Angustias (Los Gitanos)
Manto de la Virgen del Rosario (Monte-Sion)
Manto de la Virgen del  Socorro (Amor)
Manto de la Virgen de La Amargura
La Semana Santa también es moda. O incluso mucho más: alta costura. Alta, altísima. Porque ni el mejor diseñador de París tiene en sus sueños materializar tanta belleza plasmada en los mejores materiales, con técnicas ancestrales y hechos a medida para cada Virgen. Es alta costura, porque cumple las normas que se establecen para ello, pero incluso la superan con creces, y algunos mantos son incluso anteriores al nacimiento de la alta costura. Con esto digo, una vez más, que Sevilla ha estado a la vanguardia, inventando y haciéndolo antes que nadie. He aquí la prueba. Cada Virgen tiene su personalidad, su forma de llevarlo y de lucirlo. El estilo cabe en algo que de lejos parece unificado, pero que de cerca es un universo de universos.


Monte-Sion
Cuando el sol ilumina el dorado de un paso se produce la mayor expresión del barroquismo. ¿Hay algo más barroco que un dorado bañado por los rayos del sol?. La respuesta es rotunda: no. No lo hay, porque cuando se unen en esa conjunción imposible en la que se mezcla el incienso, el sonido incesante y agónico de las cornetas o saeta, unido al lento movimiento del andar de un paso hacen que sea único. No le falta ningún ingrediente. Todo está en su grado máximo, todo alcanza su valor absoluto. Trasciende de lo material, y va a lo espiritual, a el éxtasis de la belleza. No he podido despegarme de esos momentos en los que el sol empieza a bañar un paso, desde el mismo instante de la salida, cuando empieza a mezclarse con el incienso, y todo se fusiona en uno. Es más que místico. Monte-Sion me regaló el Jueves Santo uno de esos momentos sublimes a la salida y por la calle Correduria. Era tan humano el Cristo que suda sangre, que no quiere, que rechaza el sufrimiento pero a la vez lo acepta, mientras el ángel le da el cáliz amargo de la pasión, iluminada y embellecida siempre.


Jesús de la Victoria (La Paz)
La Redención. Nunca he visto una traición más bella que este misterio
Las Penas de Triana, cruzando el puente y mirando al cielo
Lo antiguo pasando por lo moderno. Es un tiempo que se adapta a otros tiempos
Salida del paso de la Virgen de los Desamparados (San Esteban)
La Virgen de los Dolores (Cerro del Águila)

Los barrios más alejados empiezan antes sus estaciones de penitencia. Los capillitas más capillitas empiezan su día en los barrios, viendo a la cofradía por su barrio, que es donde mejor se ve, ya que ahí la entrega del barrio a su Cristo o Virgen es total. Lo he podido ver cada día en cada barrio. Es estremecedor y emocionante como un barrio entero se une en torno a su cofradía, como abandona el barrio por unas horas para acompañar a la cofradía hasta que esté de vuelta. El Domingo de Ramos con La Paz en el Porvenir, el Lunes Santo con el Polígono de San Pablo y con el Cautivo de Santa Genoveva. El Martes Santo con el Cerro del Águila, y el Miércoles Santo con La Sed de Nervión y San Bernardo. Es impactante el discurrir de los pasos por su barrio, recibiendo flores, petaladas, piropos de la gente que le rodea todo el año. El Cautivo de Santa Genoveva iba acompañado de todas las mujeres del barrio, en ningún momento le dejan solo, y el barrio entero se vuelca con la hermandad. El Martes Santo el Cerro es un caso aparte. Un fenómeno digno de estudio. Todo el barrio con su Virgen de los Dolores, con una alegría y un gozo que no puede dejar indiferente. Este año iba el Cardenal Carlos Amigo en el cortejo, porque el también es hermano y no quería perderselo. Y ahí estaba, saludando a todos, porque como me decía un amigo "el Cardenal es de todos y aquí no le hace falta seguridad ni nada". Lo de los barrios es muy muy fascinante. Ahí comienza todo. 

Virgen de Las Aguas (El Museo)
La noche. Es el momento íntimo. Por la noche he vivido los momentos más bellos y místicos. Al regreso de algunas hermandades. Cada día tiene su hermandad que regresa a casa entre el recogimiento y el silencio de un público muy selecto que va a disfrutar. A mi me fascinaba el silencio, las marchas tan clásicas, el ruido del incensiario y el chasquido del pertiguero para que los ciriales suban o bajen. La candeleria encendida, la consumación de las velas, el cansancio de los costaleros y nazarenos. El último esfuerzo. La última etapa de la penitencia, la que más cuesta, pero la más bella. Paradoja. El Domingo de Ramos La Amargura. Lunes Santo, con el Museo, el Martes Santo con el Dulce Nombre, y el Miércoles Santo con el Cristo de Burgos. El Jueves no hay fin, porque toso sigue, se junta el jueves con la Madrugada, y así con el Viernes, que están Montserrat, La Carretería y la Mortaja. Ese ha sido mi itinerario de ida y vuelta. Cada día tiene un comienzo y un fin. Es una etapa que se recorre y que tiene su significado. Me ha fascinado sentirme inmerso en este ritual para mi desconocido y lleno de momentos únicos de una belleza exquisita y muy íntima.

Salud de San Gonzalo por San Jacinto con la luna casi llena
Santa Cruz por los aledaños de la Catedral

Costaleros del Santo Entierro
Costaleros de las Cinco Llagas (La Trinidad)
Un padre costalero le da la mano a su hija

Acólitos preparando el incienso
La Sed por su barrio
Puestos de agua para los nazarenos

El coche cofrade, o Belén cofrade


El Belén Cofrade. Si, si. Es la versión belenistica de la Semana Santa. Un Belén donde no hay pastores, sino nazarenos, y donde el niño no está en un pesebre, sino en la Cruz o cayéndose, mientras su madre va detrás llorando en un paso de palio y cruzando un puente. El escenario no puede ser otro que Sevilla, que ciertamente representa la Pasión con pasión. Visto en Triana. Un loco divertido que tenía el coche lleno de chistes andaluces y que llevaba marchas a todo volumen. No puedo ser más fan.



 Para terminar con un aire de modernidad, me he hecho dos selfies cofrades. Uno entre nazarenos y otro con La Macarena. Ahí es nada. Un punto de modernidad en esta tradición que lleva siglos celebrandose, y que toma la ciudad por completo y con los cinco sentidos. Todo se vuelve misterio, andar, romanticismo, barroco, saeta, dolor, desgarro, humanidad y divinidad. No se sabe donde está el principio ni el fin, y yo me siento muy fascinado por haber vivido todo esto de primera mano, desde el primer día al último, sin lluvia (a excepción de la del ultimo día que impidió a La Resurrección completar su recorrido), y con un tiempo estupendo de Semana Santa utópica de sol, color, dolor, calor. Momentos únicos e irrepetibles, llenos de magia y de misterio, de embrujo y de sevillania. Tienen una forma de hacer las cosas con mucho arte, recreándose en cada esquina, en cada momento, en la oscuridad de la noche o en la luz plena del día.


Candelería de Montserrat. Místico. Sonido de madrugada, sonido de silencio